Cómo generar hábitos de lectura

|

Médicos neurólogos y hasta psicólogos recomiendan mantener hábitos de lectura como parte de su rutina, pero no saben cómo lograrlo. Incluso, muchas personas terminan “obligándose” a hacerlo. Pero, de esta manera, la lectura termina siendo una tarea tediosa y difícil de mantener en el tiempo. Entonces, ¿cómo generar hábitos de lectura para tu día a día?

Generar este hábito lector es fundamental para que aprovechemos el momento de lectura de la mejor manera y sin presiones. La buena noticia es que mantener hábitos de lectura es algo muy sencillo y fácil.

¿Por qué generar hábitos de lectura?

Seguramente más de una vez te hayas dicho “quiero leer más”. Si no es así, deberías considerarlo ya que la lectura da múltiples beneficios: leer te enseña a ver las cosas más allá de tus propios horizontes y perspectivas, te conecta con las mentes más brillantes y puede crear personajes tan reales que parece que los conoces. Como dijo el ensayista, poeta y guionista inglés Joseph Addison dijo que‍"leer es para la mente lo que el ejercicio físico es para el cuerpo"

Hoy en día, el avance de internet permite que el acceso al conocimiento sea mucho menos engorroso de lo que pudo haber sido hace no mucho tiempo. De este modo, la tecnología convierte los hábitos de lectura en una lectura enriquecida. Esto se debe a que, al día de hoy, existe la posibilidad de leer a través de cualquier dispositivo (ya sea celular, tablet, computadora), sin límites de tiempo y espacio. 

Entonces, ¿qué esperas para comenzar a leer? ‍‍¡Imagínate cuantas historias, aventuras y misterios por resolver que te estás perdiendo! ‍Sin duda, todos los libros que pasen por tus ojos te dejarán una enseñanza o una gran experiencia.

Beneficios de mantener hábitos de lectura

La lectura, como parte de la rutina diaria, puede traerte grandes beneficios. Conoce algunos de ellos que, sin duda, te alentarán a sumar momentos de lectura:

  • Estimula el intercambio de información y conocimiento.
  • Estimula la empatía.
  • Estimula la imaginación.
  • Estimula la concentración.
  • Estimula la percepción.
  • Retarda la aparición de los síntomas de demencia.

‍Además, durante la lectura se activan regiones cerebrales que propician procesos de imaginación a partir de los acontecimientos de la narración. Esto hace que vengan a la mente recuerdos y memorias de experiencias personales.

Como notas, mantener un hábito lector no trae más que beneficios y buenos momentos. Entonces, ¿cómo puedes generar el hábito y mantener la lectura a lo largo de los días?

¿Cómo generar hábitos de lectura?

Si ya tomaste la decisión de comenzar a fomentar tu lado lector, hay ciertos pasos que puedes seguir.

Establece un horario de lectura

Como cualquier hábito, lo importante es ser constante. Por eso, separar un momento del día para dedicarle a la lectura puede ser una gran alternativa. Algunos buenos momentos para leer pueden ser antes de ir a la cama, de camino a la escuela o al trabajo, después de realizar algunas actividades cotidianas, etc. Incluso puedes separarte ese espacio en tu agenda para que nada pueda interrumpir tu momento.

Elige un libro que te motive a leerlo

¿No sabes por dónde empezar? Puedes comenzar por grandes clásicos o autores que creas que puedan tratar temáticas que te interesan. Otra opción puede ser basar tu búsqueda según el género de películas que te gustan. Si te atraen las películas de suspenso, entonces ve por ese género. 

Otra alternativa es comenzar a seguir cuentas en redes sociales que recomienden lecturas. Usualmente, dan un vistazo de qué trata el libro, lo que puede ayudarte a tomar una decisión. Más allá de eso, ten en cuenta que lo importante es que comiences a leer algo para saber si te gusta o no.

Ponte metas

Comenzar a leer de cero a veces puede parecer abrumador. Es común que uno sienta ansiedad y quiera ver su avance a medida que lee. Por eso, una alternativa interesante puede ser ponerse metas por día. Ya sean 5 0 30 páginas, es importante que este objetivo sea realizable. Si crees que 20 páginas es mucho y probablemente no puedas lograrlo diariamente, entonces ve por una meta más corta. 

Monitorea tu avance

A esta altura, ya debes saber que un punto crucial es establecer metas que sean fáciles de alcanzar. Una buena idea para esto es crear una planilla semanal con la cantidad de minutos, páginas o capítulos leídos entre semana, y así comenzar a aumentar los minutos de lectura acorde avancen los días.

Conclusión

Los hábitos de lectura son clave para mejorar nuestra salud mental, pero además traen un reconfortante momento para quienes lo hacen. Leer no debe ser una obligación, sino un momento para disfrutar y desconectar de las obligaciones. Cuando dudes en hacerlo o no, recuerda estos consejos:

  • Aleja cualquier tipo de distracción durante tu momento de lectura.
  • Cambia de libro si te es aburrido o no termina de atraerte.
  • No te preocupes por avanzar rápidamente.
  • Comparte la experiencia con tus amigos, rodéate de aquellas personas que también disfrutan de leer y pídeles recomendaciones.
  • Lleva tu libro a todos lados para aprovechar el tiempo. Nunca sabes cuándo podría ser un gran momento de lectura.
  • Si tienes hijos, aprovecha y contágiales este hábito. Para ti será un hermoso momento compartido y para ellos, el comienzo de un hábito increíble.