Herramienta para solucionar problemas en la asignación de IP o URL

Estás aquí:

Si llegaste a este tutorial es porque seguramente has tenido problemas al querer conectar un usuario mediante URL o IP. Para esto, contamos con un proceso de Corrección que les permitirá hacer una verificación más profunda y en detalle, pudiendo entregarle a su cliente los datos que está recibiendo la plataforma por parte de su sistema.

Este proceso está pensado para ser utilizado por personas con un cierto nivel de conocimiento técnico por lo que sería ideal trabajarlo en conjunto con un responsable de Sistemas.

 

Errores comunes

Los errores más comunes se deben a que quien envía los datos de IP o URL no lo hace de forma correcta o no cargan bien la URL para redireccionar al usuario. La falla en la integración se ve en el momento que al querer ingresar a leer se le solicita al usuario ingresar un usuario y contraseña (cosa que no debería pasar).

 

Proceso de Corrección

Cómo verificar si es correcta la URL o IP recibida

Para hacer esta verificación podemos primero realizar un intento desde el lado de quien administra la Biblioteca. En caso que con esto no podamos resolverlo, debemos pedir al cliente que haga la misma verificación pero dentro de su propio sistema.

 

Para poder hacer esta prueba solicitaremos al cliente un acceso de prueba a su plataforma interna desde donde ingresarán los usuarios, incluyendo usuario y contraseña si así lo solicitaran.

Utilizando Chrome o Firefox (no usar Safari): Una vez que tenemos esos datos ingresamos y navegamos hasta la última pantalla desde donde se redirecciona a la Biblioteca. Una vez allí haremos lo siguiente:

1. Vamos a buscar el botón o link que nos lleva a la Biblioteca o al libro.

2. Hacemos click derecho para ver las opciones del botón o link y seleccionamos donde dice “inspeccionar elemento”:

3. Se abrirá el panel de comandos del navegador en la parte inferior de la ventana y vendrá seleccionada la línea donde aparece el comando específico de dirigir a una URL.

Se verá de la siguiente manera:

4. Dentro de esa línea que viene seleccionada, (en caso que no aparezca seleccionada volver a hacer click derecho en el botón y volver a elegir “inspeccionar elemento”) en la parte que dice “href=”, verificar si la URL finaliza según la extensión para IP o URL.  (/auth/ip o /auth/referrer)

5. En caso que esté bien la referencia hacer doble click al final de la URL para que nos permita editar esa línea y agregarle la extensión ?debug=true y darle Enter

Ej: En este caso sería:  https://www.mibibliotecavirtual.com/auth/ip?debug=true

6. Ahora volvemos a la página donde se encuentra el botón al que le hicimos click derecho para inspeccionar elemento y volvemos a hacer click en ese botón.

Nos debería mostrar en la pantalla un cuadro como el siguiente:

Aquí tenemos los datos de la última URL desde la que salimos desde el sistema y la IP.

    1. La URL que muestra es la que correctamente está enviando el sistema. Con esto ya podemos verificar en el caso de la integración por URL. Esta es la URL que utilizará la biblioteca para buscar al usuario correspondiente.
    2. En el caso de IP, el o las IP que muestra deberían ser del lugar físico donde se está ingresando (ej: una universidad) o del proxy (para los casos que se usa proxy y se quiere ingresar desde afuera a través de un proxy). En caso de mostrar un listado de IP’s se debe utilizar siempre la primera comenzando desde arriba, esta es la IP que utilizará la biblioteca para buscar al usuario correspondiente.

 

Tip: Si el IP que muestra es el de nuestra red significa que no está funcionando el proxy. (se puede verificar buscando en Google “myip”)

 

Tip: en algunos casos en la integración por URL son todas URL muy similares pero puede variar en una letra, ej: http en vez de https. Son errores comunes por los cuales puede no funcionar la integración a la hora de recibir la URL de parte del cliente.

 

En caso que verificando todo esto no se logre el resultado correcto deberán solicitar al equipo técnico del cliente que realice lo mismo para que ellos mismos puedan verificar que la información que le envían no es la misma que el sistema está reportando.